Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Hartford-Springfield

    Política

    Marchan en Denver pidiendo fondos licencias de conducir para indocumentados

    5:33 pm03/11/2015

    Marchan-en-Denver-pidiendo-fondos-licencias-de-conducir-para-indocumentados.jpg

    Noticias Hartford-Springfield

    Denver (CO), 11 mar (EFEUSA).- Cientos de personas se congregaron hoy frente al Capitolio estatal en Denver para pedir que la legislatura local adjudique fondos para el programa de licencias de conducir para inmigrantes indocumentados.

    “Este es nuestro Capitolio. Vamos a entrar calmadamente. Queremos que sepan que podemos gritar hasta que nos escuchen, pero que también merecemos ser respetados”, indicó Lizbeth Chacón, directora ejecutiva de Derechos para Todas, una de las nueve organizaciones proinmigrantes de Denver que convocaron a la marcha.

    “Les decimos a los legisladores que nosotros ya llegamos y que queremos que ellos actúen sin miedo porque tienen un sola oportunidad de hacer lo correcto. Si no se muestran como líderes…”, agregó dejando en suspenso una clara alusión a las elecciones de noviembre de 2016.

    En 2013, la legislatura de Colorado aprobó por mayoría y con respaldo bipartidista una ley que, implementada a partir de agosto de 2014, permite que ciertos indocumentados (aquellos que hayan pagado impuestos estatales y cuya identidad sea verificable) recibir licencias de conducir.

    Por ley ese programa se mantiene sólo con los aranceles que pagan los solicitantes de las licencias.

    En la actual sesión legislativa, los republicanos impusieron su mayoría en el senado estatal y, aunque no derogaron la ley de 2013, cancelaron los fondos para el programa. Como respuesta, los demócratas, aprovechando su ventaja numérica en la cámara baja, restauraron esos fondos.

    No obstante, sin la aprobación final por parte del senado, no habrá presupuesto para las licencias para indocumentados.

    “Nuestra comunidad está pagando el precio por la inacción y por el juego político de los legisladores que le quitan el presupuesto a la ley de las licencias de conducir sin pensar que se trata de documentos importantes para los inmigrantes de Colorado”, dijo Chacón.

    “Como nosotros hoy en Denver, en todo el país las familias están marchando para reclamar que sus voces sean escuchadas por el gobierno”, afirmó la dirigente en referencia a unas 20 marchas con diferentes temas realizadas en otros 16 estados como parte de una movilización a favor de “la gente y el planeta”.

    En Illinois, por ejemplo, los manifestantes protestaron por los recortes a los programas de salud y de servicios sociales; mientras que en Maine, las protestas se enfocaron en una reducción de los fondos estatales para programas sociales.

    Nevada y Kansas coincidieron en reclamar en contra de las restricciones a la libertad de negociación salarial de los empleados públicos, al tiempo que en Iowa, se protestó contra los “ataques a los derechos de los votantes”.

    Y en Virginia del Oeste, el tema fue la reforma del sistema de justicia juvenil.

    En todos los casos, dijo Chacón, las marchas se realizaron “para demostrar a nivel nacional un nuevo movimiento en defensa de la gente, sobre todo de los grupos minoritarios y de bajos ingresos, y en contra de las corporaciones y de sus legisladores aliados”.

    “Luchamos por igualdad y por nuestras familias. Luchamos por licencias y por la comunidad. Y no nos moverán”, aseveró.

    El Día de Acción Nacional, con el lema “We Rise” (Nos Movilizamos) fue convocado por National People’s Action y sus organizaciones afiliadas con el propósito de “enviar un claro mensaje de que las legislaturas y nuestras ciudades nos pertenecen” y que “los legisladores deben poner a la gente y al planeta primero”, es decir, deberían impulsar leyes a favor de las familias, de los trabajadores y del medio ambiente, según la información distribuida en el evento.

    No obstante, no todos estaban tan seguros de que el Capitolio realmente les pertenecía o que los dejarían entrar.

    “¿Qué pasa si viene la policía?”, preguntó una mujer no identificada. “Mantengan la calma y sigan nuestras instrucciones y todos estaremos seguros”, respondió Chacón.

    Al final, la policía nunca llegó y los representantes de los manifestantes entraron al Capitolio en Denver para entregar su petitorio a los legisladores.

    A pesar de la movilización, el futuro de las licencias de conducir para los indocumentados en Colorado es muy incierto y hasta 150.000 potenciales beneficiados por la ley vigente dejarían de recibir esos documentos si el programa carece de fondos.

    Mira también:

    Comentarios

    Quizás te interese